Historia

La primera evidencia histórica de Mauricio se remonta a su existencia en un mapa dibujado por el cartógrafo italiano Alberto Cantino en el año 1502. Marineros portugueses visitaron la, en aquel tiempo, inhóspita isla en 1507. Su nombre, Mauricio, se debe a un escuadrón naval holandés capitaneado por el Almirante Wybrand Van Warwyck y la isla pasó a formar parte de los Países Bajos como base naval. Posteriormente, la isla se convirtió en colonia francesa hasta que los franceses tuvieron que rendirla a los británicos en 1810 durante las Guerras Napoleónicas. Mauricio es independiente desde 1968 y es una república perteneciente a la Mancomunidad de Naciones desde 1992.

Mauricio pasó rápidamente de una economía de rentas bajas basada en la agricultura a una economía diversificada de clase media desde su independencia en 1968. El turismo, el azúcar, los textiles y los servicios financieros son los principales pilares de su economía. La tecnología de la información y la comunicación, la hostelería y la promoción inmobiliaria y las energías renovables también se han convertido en sectores muy importantes en los últimos años.

Instituciones bancarias

Mauricio tiene más de 25 bancos comerciales, 18 depositarios autorizados y numerosos negocios de servicio de dinero con licencia. El Banco Central de Mauricio y la Comisión de Servicios Financieros son los reguladores de servicios financieros de Mauricio.

Leyes y regulaciones

Las leyes que regulan el sistema penal de Mauricio son parte derecho civil francés y derecho consuetudinario británico. Para 2011, el sector de servicios financiero suponía el 15% bruto del producto interior bruto, con empresas internacionales que suponían un 5%. Da empleo a 15.000 personas. Su pertenencia a la Unión Africana de la Comunidad de Desarrollo de África del Sur proporciona acceso preferencial a los mercados de África, Europa y Estados Unidos. Un estudio reciente del Secretariado de la Mancomunidad reveló que Mauricio era uno de los centros financieros internacionales más altamente regulados en el mundo en vías de desarrollo, muy por delante de sus principales rivales Singapur y Chipre.

Discreción Bancaria

Mauricio se sitúa la 19ª posición en el Índice de Discreción Financiera del 2014. Mauricio supone menos del 10 por ciento del mercado global de servicios financieros extraterritoriales, lo que lo convierte en un competidor de tamaño medio entre las jurisdicciones en las que se aplica la discreción fiscal, con un altísimo potencial de crecimiento futuro. Se estima que en 2014 Mauricio albergó más de 60.000 millones de dólares estadounidenses en activos y depósitos debido a su estricto secretismo. Mauricio no revela ni impide fondos ni fundaciones privadas, no mantiene detalles de propiedad empresarial en registros oficiales ni exige que los detalles de propiedad o la información financiera de una empresa estén disponibles públicamente en línea. La popularidad de Mauricio es estable y creciente; la jurisdicción se considera un centro estable y confidencial para hacer depósitos o mantener activos al mismo tiempo que desempeña un papel importante en la comunidad financiera internacional moderna.

Pagos electrónicos

Mauricio es miembro de la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras (SWIFT). La red SWIFT es el sistema más seguro para las transacciones financieras a escala mundial.

Servicios bancarios

SFM tiene relación con una amplia red de bancos privados importantes de Mauricio. Todos los bancos a los que remitimos a nuestros clientes ofrecen una plataforma de banca internacional integral, cuentas multidivisa (GBP, EUR, USD) así como banca online y tarjetas de crédito/débito.

Una vez haya concluido su solicitud, se le asignará un gestor de cuenta personalizado que le guiará a lo largo del proceso de apertura de la cuenta bancaria. Después seleccionaremos detenidamente con usted un banco de entre uno de nuestros socios, que se adapte a la perfección a sus necesidades como un traje a medida.

¿Qué documentos se necesitan para abrir una cuenta bancaria?

Como norma general, el banco pide una copia certificada del pasaporte del titular y el director (propietario beneficiario), así como prueba de residencia reciente que debe ser inferior a tres meses. Si el cliente va al banco en persona para abrir la cuenta, no es necesaria la copia certificada del pasaporte.

Le enviaremos los documentos adicionales para la apertura de la cuenta por correo electrónico, como un adjunto, para que los firme y nos los devuelva preferentemente por mensajería especial ( DHL, FedEx o Chronopost), junto con los otros documentos mencionados anteriormente.