header-area-background-wrapper
Menú
site-banner
center-left-menu

¿Cómo funciona?

1 min de video
center-right-menu

Octubre de 2011 –Banque et Finance se interesa en el mercado del offshore y entrevista a la sociedad SFM

Con 3.000 clientes privados,SFM Corporate Services es líder en el mercado europeo de las estructuras offshore.Existe una fuerte demanda por motivos de confidencialidad,concretamente en las transferencias que pasan por SWIFT,pero también por motivos fiscales y comerciales




El offshore al alcance de casi todos


Con varios miles de clientes privados,SFM Corporate Services es el líder del mercado en sociedades offshore.La demanda es alta,por razones de confidencialidad,especialmente en las transferencias a través de SWIFT,pero también por razones fiscales y de optimización del negocio.

La clave del éxito de SFM no solo radica en practicar el fideisomiso con todas las restricciones imaginables,especialmente en cuanto a la debida diligencia,sino en ampliar el concepto de sociedades offshore a otros instrumentos,ya que la necesidad de confidencialidad es muy superior a las posibilidades del fideicomiso,si bien éste aún puede representar una especie de tipo ideal en este aspecto.En la actualidad,disponer de una sociedad offshore constituye una obligación para aquellos que desean realizar transferencias internacionales de dinero sin que su nombre aparezca como el ordenante de dicha transferencia.Esta es la razón principal para la creación de una sociedad offshore,pero no la única.También hay una demanda por parte de los creadores de empresas,quienes no pueden(o no desean bloquear su capital)aportar los 100 000 francos necesarios para la constitución de una sociedad anónima.Una sociedad offshore constituida en una de las cerca de quince jurisdicciones ofrecidas por MFC,permite reducir la inversión de capital inicial para obtener un resultado equivalente.La nueva sociedad no es una sociedad anónima suiza,sino la sucursal de una sociedad offshore con sede en las Seychelles.El ejemplo es apropiado puesto que esta jurisdicción es la menos cara,ya que allíse puede crear una sociedad por tan solo 1 000 francos.Otros usos de la sociedad offshore también son relevantes,especialmente en el sector inmobiliario.Los numerosos clientes británicos de SFM aprecian especialmente la ventaja de la sociedad offshore que les permite evitar el impuesto sobre sucesiones que,en el Reino Unido,puede ser muy oneroso para los herederos."Una sociedad nunca muere"plantea el fundador de SFM,quien no carece de un cierto sentido del tiempo.La lista de usos de las sociedades offshore,sin ser exhaustiva,es muy apropiada para las sociedades utilizadas en el contexto del comercio internacional,asícomo para las sociedades creadas para ser titulares de derechos de propiedad intelectual.

Pero,tal como reconoce SFM,la principal motivación es el deseo de preservar la confidencialidad después de que la plataforma internacional SWIFT empezara a exigir la mención de los ordenantes de las transferencias.El argumento de la confidencialidad parece particularmente prometedor para los europeos,que representan alrededor de la mitad de los clientes de SFM.Por razones obvias de proximidad geográfica,también son numerosos entre los que prefieren viajar a la oficina de Ginebra de SFM,en lugar de hacer uso de las posibilidades ofrecidas por la sociedad para crear estructuras jurídicas a través de Internet."Aproximadamente el 30% de los clientes se desplazan físicamente",según SFM,quien añade que se trata de aquellos que"no desean dejar rastros".Otros clientes,y son cada vez más,confían en las posibilidades de la informática."Ofrecemos servicios de creación de sociedades desde oficinas virtuales",explica SFM,cuya empresa se ha convertido claramente en líder europeo en el mercado."Todo es posible en internet",y hay que precisar que SFM estádirectamente regulada por Finma,que aprobó su modelo de negocio.Y,¿quémás?Otra similitud significativa con el sector bancario:la página web de SFM estáasegurada con el mismo protocolo que el que se aplica a los bancos.


Jurisdicciones a elegir:

La existencia de una plataforma tan segura permite a SFM crear un centenar de sociedades al mes,cifra a la que ni de lejos se aproximan sus competidores,de los cuales el más activo no llega ni a la mitad.Los primeros cinco años de la sociedad fueron especialmente prometedores para SFM."Hace cinco años, aún estábamos solos. Ahora somos una veintena, con oficinas en las Seychelles y Hong Kong ".Contrariamente a lo que pudiera pensarse,la vocación de una sociedad offshore no es un servicio de ventanilla única.Estas estructuras requieren un seguimiento,que se traduce en inversiones periódicas por parte de los clientes.Los beneficios,al igual que las limitaciones,son reales y la gestión requiere de algunas explicaciones."Gastamos 100 000 francos al mes en gastos de comercialización",según SFM.Y no añadió más,porque entre los competidores no se dan cifras.La lista de jurisdicciones no es exhaustiva.En un extremo estáel mejor mercado,las Seychelles,y en el otro el más caro,que es Chipre.Y entre los dos hay una gran selección.Pero si el contexto es boyante,especialmente desde la crisis financiera de 2008-2009,también es muy cambiante conforme va aumentando la presión en favor de una transparencia total.

Un modelo precario:

El modelo de negocio de SFM es particularmente interesante,pero precario.Esto se debe a que la tolerancia con respecto a las sociedades offshore no solo es muy variable de un país a otro,sino que también estáamenazada por la lucha contra la evasión fiscal llevada a cabo principalmente por la UE.Por supuesto,no todas las sociedades de este tipo han sido creadas con fines fiscales,como es el caso de las sociedades destinadas a facilitar el comercio internacional,pero lo cierto es que,en el entorno actual,la mayoría de los clientes buscan principalmente escapar de una identificación nominal en las transferencias internacionales de dinero.Implícitamente,esta preocupación tiene sentido,sobre todo,para los titulares de cuentas no declaradas.En general,los clientes intentan buscar soluciones cada vez más lejanas y algunos están moviendo sus cuentas a Singapur,independientemente de que,después,soliciten una"puesta a disposición"de una cantidad en una cuenta accesible en Suiza.La idea evidente,al menos virtualmente,es huir de Europa.Ahora bien,no es una coincidencia que el 70%de los clientes de SFM sean europeos.Muchos de ellos seguramente se estén regocijando en secreto de las dificultades de la UE.

AnteriorVolver a la listaSiguiente